Trusted By Over 15,000 Customers
Largest Makeup Wholesaler In The U.S.
100% Guaranteed Genuine Products

August 24, 2020 2 min read

¿Todavía no te habías enterado que debes limpiar todas tus herramientas de maquillaje tras cada aplicación? ¡Comienza a hacerlo cuanto antes! Determina con cuánta frecuencia limpiar tus brochas de maquillaje.  Por higiene, salud y cuidado es fundamental que tus brochas y pinceles permanezcan siempre limpios. Al fin y al cabo, los utilizas en partes tan delicadas como ojos y boca, que son fuente de innumerables infecciones así que no des pie a que pueda pasar. ¡Solo 5 minutos y tus brochas se verán impecables!

Cómo limpiar las brochas de maquillaje a diario

Cuando simplemente quieras limpiar tus pinceles para eliminar los restos de maquillaje y volver a utilizarlas en el momento, existen en el mercado diferentes líquidos limpiadores instantáneos que también secan la brocha. Estos no necesitan agua y tan solo tendrás que aplicar sobre el pincel y frotar el mismo sobre una toalla limpia o un papel absorbente (como los de cocina).

 

  1. La forma más eficaz y económica es limpiar tus brochas con agua y jabón (o incluso champú para bebe).

 

¿Y cómo hacerlo para que no se estropeen? Fácil. Coge un guante exfoliante (tipo toalla) y pon en la palma del guante un poco de jabón y echa un chorrito de agua para que haga algo de espuma. Luego, coge tus brochas una a una y comienza a frotarlas sobre la palma de tu mano realizando enérgicos movimientos circulares. Verás como automáticamente tu brocha cambia de color y se va quedando completamente limpia.

 

  1. Aceite de Oliva

 Este producto ayuda a eliminar bacterias de tus brochas y evita que las cerdas se resequen. El aceite de oliva es menos agresivo con cualquier tipo de brochas.

Remoja las cerdas de tu brocha sobre un poco de aceite, despues frotalas sobre una toalla y por ultimo enjuaga con agua.

 

  1. Pasa las cerdas de las brochas por agua tibia.

 

Evita mojar la parte inferior del broche metálico del mango, sino echará a perder el pegamento que une las cerdas. Sigue echando agua por las cerdas hasta que salga todo el maquillaje usado. Asegúrate de poner las brochas en ángulo descendente bajo el chorro de agua. Si cae agua debajo del broche metálico del mango, puede dañar las brochas.

No uses agua caliente, pues el calor puede dañar las cerdas.

 

  1. Deja que las brochas se sequen.

 

No las extiendas sobre una toalla, sino podrían desarrollar moho. Más bien, ponlas sobre una encimera de modo que la parte de las cerdas esté sobresaliendo por el borde

Mueve y separa las cerdas mientras las lavas a fin de que el agua entre en el centro de la brocha.